miércoles, 17 de septiembre de 2014

El futuro después del cáncer

Haciendo honor a la ansiedad anticipatoria de las que nosotras, extraña especie,  somos únicas poseedoras del reino animal, me hacía esta pregunta una y otra vez cuando acabé el tratamiento. ¿Cómo estaré el año que viene, y dentro de dos, y de tres...? ¡Ojalá pudiera ver por un agujerito que voy a estar bien, viviría mucho más tranquila! Y me imaginaba pudiendo leer las entradas que escribiría en mi blog del futuro

Me imaginaba gorda, cascada, incluso pensaba que a lo mejor nunca me volvería a crecer el pelo y me quedaba Kojak para siempre. Sin contar los horribles pensamientos y miedos que tenemos todos los que hemos pasado por un cáncer...

Dicen que visualizando las cosas, teniendo pensamientos positivos, buenas energías...atraes cosas buenas y al revés. Seguro que alguien os ha dicho alguna vez cuando estabais moñas : 'Deja de pensar cosas maaalas...que al final el que busca encuentraaaa'..o alguna soplapollez parecida . Si así fuera con mi podredumbre de cerebro a estas alturas ya estaría más pa llá que pa cá

Es normal tener miedo y bajones, pensar en la muerte, en el miedo a sufrir.  Y aunque estos pensamientos oscuros no hagan que tus células malas empiecen a multiplicarse como gremlins, hacen algo mucho peor: te roban el tiempo.

Dos años después estoy muy bien, puedo correr, bailar, saltar, estoy mona, tengo mucha más vida social, tengo un perro, más amigos, más buenísimos amigos y hago lo que me de la gana. Aunque hay días que me levanto con la nube negra y busco inconscientemente motivos para estar triste y odiar el mundo, pero yo tengo el poder de soplar y hacer que se vaya. Aunque a veces necesito ayuda de alguna colleja amiga ;)

Hace dos años vivía agobiada por el qué pasará. Ojalá mi yo del futuro pudiera haberme hecho una visita astral y decirme: 'Dentro de dos años estarás de p. madre, así que déjate de tonterías y de mirar internet y empieza a salir y a disfrutar'. Y aunque hoy estoy mucho más fuerte mentalmente y el cáncer empieza a formar parte del pasado me gustaría que una Mei anciana, montada en el patinete volador de Marty Mcfly, viniera a visitarme para decirme que voy a tener una vida larga y feliz.

Quizás lo larga que sea nuestra vida no dependa de nosotros, no por el cáncer, si no por muchas más cosas a los que estamos expuestos por el mero hecho de ser humanos y mortales, pero lo que sí depende de nosotros es el ser feliz.

Así que en este instante me materializo como vuestro yo del futuro, al lado de vuestro ordenador con unas cuantas canas más y algunos dientes menos, y os digo: 'Vas a estar bien, no tengas miedo, deja la mierda del internet, que no vale pa ná, arréglate un poco, apúntate a eso que llevas queriendo hacer tanto tiempo, sal y pásalo bien'

PD: Por cierto, sois muchas las que me escribís, mil perdones por tardar tanto en contestar, a veces  no miro el correo en semanas, pero siempre os tengo presentes y tarde o temprano os contesto.  Prometido! Y mil gracias a todas las que me decís cosas tan bonitas del blog, me hacéis sentir muy especial, saber que os ayuda es guay y hace que todo tenga sentido :) Un beso!





sábado, 7 de junio de 2014

Mastectomía subcutánea: Preguntas frecuentes

Madre mía que de correos estoy recibiendo preguntando por la mastectomía subcutánea!! Si ya decía yo que esta operación se iba a poner de moda...

Ya han pasado 6 meses desde que me operé, y estoy muy bien.

Voy a intentar responder a muchas de las preguntas que me habéis mandado por correo, según vaya recibiendo más las iré añadiendo a la lista:

¿Te operaste al salir positivo el test genético?  El test genético no salió positivo. Si me aparecía una variante en el BRCA1 de efectos clínicos desconocidos. Pero eso, a día de hoy no lo cuentan como positivo. Ahora me están haciendo un estudio del RNA, que no sé si servirá para algo o paRa NÁ!

¿Por qué te decidiste a operarte? Me decidí por mis antecedentes familiares y por el miedo que tenía de que me volviera a salir. Mi madre y un par de tías tuvieron cáncer de mama, (ninguna murió de eso) y al haberlo tenido yo tan joven si que pienso que existe algún factor genético. Además mi pecho era un universo de fibroadenomas, y cada vez que notaba un bultito me daban los siete males. Con esta operación se reduce muchísimo (creo que más del 90%) las posibilidades de que te salga un nuevo cáncer de mama.

¿La operación la cubre la seguridad social? Si el test genético sale positivo en teoría si la cubre, aunque quizás te pongan en lista de espera para cuando el pecho te llegue ya por las rodillas. Yo me la hice por privado.

¿Precio? Lo mejor es pedir presupuesto, ya que depende de muchas variables y es diferente en cada caso. Es más caro que un aumento de pecho, ya que es una operación más compleja.

¿Cuánto dura la operación? Yo estuve 5 horas en quirófano, fue muy bien. Pero depende de cada caso.

¿Por qué decidiste conservar aureola y pezón?  Lo decidí con fin estético. Por mi tipo de cáncer, tamaño y ubicación, mi oncólogo me dijo que podía conservarlo si quería. Si me advirtió que de esta forma queda un poco de tejido mamario, y, aunque el riesgo es mínimo, existe.

¿Te pusieron expansores? No. Quería salir con mi pecho definitivo del quirófano. Soy impaciente y quería olvidarme ya del tema. Además no quería verme sin pecho. Mi cirujano me dijo que la reconstrucción podía ser inmediata sin problema, cuando hay piel los expansores no son necesarios. Yo partía de una cirugía conservadora, así que no había que reconstrurir. Sólo quitar y poner ;)

¿El postoperatorio es duro? Los primeros días si son dolorosos. Pero los chutes lo hacen soportable. Pronto el dolor se convierte en molestia. Y en cuanto te quitan los drenajes,que es lo más royo, puedes hacer vida normal. Así que no seáis cobardeeeeerrrs!!!

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer vida normal? Una semana después, cuando me quitaron el vendaje, noté muchísima mejoría y pude hacer vida casi normal, salir a la calle, pasear, trabajar con el ordenador, dibujar. Me acuerdo que me fuí al corte inglés a probarme sujetadores, con mis gasas y mis betadines procurando no manchar los sujes...Yo no conduzco, pero creo que podría haber conducido sin problema. Un mes después de la operación ya no tenía ninguna molestia. Tan sólo esa pequeña sensación de presión que todavía me dura. Y sí que he tenido mucho cuidado con no coger peso, y aunque ahora, cinco meses después, podría coger un menir perfectamente, procuro tener cuidado.

¿Cómo elegiste cirujano? Primero hablé con chicas que ya se habían operado, entre ellas mi súper amiga Guru, lo que hizo que hasta recorriera muchos kilómetros para ver a su cirujano (para entender esto tendríais que ver su foto ;)...). Pedí cita en tres de los hospitales más importantes de Madrid. Y cuando hablé con mi cirujano, el que finalmente me operó, lo tuve muy claro. Me explicó todo para que lo entendiera,  respondió a todas mis dudas y me comentó que él le había hecho esa misma operación a su mujer, que también había tenido cáncer de mama. Además, otra casualidad más, que hablando por teléfono con una chica de su equipo que me llamaba para alguna gestión, me dijo que ella también se lo había hecho y que estaba encantada. Y fue tan requetemaja que quedó conmigo para contarme su experiencia y enseñarme lo bien que le había quedado. Esto hizo que fuera muy tranquila al quirófano, y sé que elegí bien. Espero poder un día hacerle a alguien el mismo favor que me hicieron a mi. Es muy importante que además de elegir un cirujano que opere bien, también hay que elegir uno con el que te sientas bien, esto hace que vayas con otro cuerpo a la consulta. En España tenemos cirujanos muy buenos y es fácil acertar. De todas formas si alguna tiene especial interés que me escriba un correo y le digo dónde me lo hice.

¿Cuándo te operaste? Me operé año y medio después de terminar el tratamiento. Hay que esperar un tiempo prudencial después de haber recibido radioterapia, ya que la piel se queda tocada. Fue cuando ya estaba tranquila, todo había terminado y quería poner punto y final a mis miedos.

¿Has tenido algún problema al haber operado el pecho radiado? Si. Me salió una pequeña herida por el vendaje compresivo, (estaba muy apretado y la piel demasiado sensible), y la verdad es que me ha dado mucha guerra. Era una heridita de nada, un puntito de pocos milímetros, pero no terminaba de cicatrizar y finalmente me tuvieron que hacer un remiendo en quirófano, con anestesia local, nada, fue cosa de 20 minutos. Con esto listo calisto, pero si que me llegué a asustar xq si no cicatrizaba igual tenían que retirarme la protésis. Pero ya está arreglao!

¿Qué prótesis te han puesto? La marca se me escapa. Sí deciros que son las de mejor calidad. Son anatómicas (con forma de gota) por lo que el pecho queda más natural, y están colocadas detrás del músculo.

¿Tienes rippling? Un poquillo. El pectoral no cubre por completo la prótesis. En esa parte, la de debajo de la aureola, donde la prótesis queda desprotegida, se notan en determinados movimientos unas pequeñas onditas. Sobre todo se me nota en el pecho radiado, al agacharme, se conoce que ahí la piel es más delicada y finita. Es poca cosa y solo las que miran con lupa como yo lo notan. Se puede arreglar con infiltración de grasa, y de paso te adelgazan los michelines.

¿Has recuperado la sensibilidad? No :(. De hecho temo que mi perro me confunda con su pelota de goma y yo ni me entere. Espero con el tiempo ir recuperando algo, es una sensación como de recién salida del dentista permanente

Pros y Contras de la operación: Contras: Tetas más duras que antes. Sensación un poco extraña al tacto (sobre todo en el pecho radiado). El pecho ya no se mueve con naturalidad (aunque esto para algunas puede ser un punto a favor). Pequeña sensación de presión (algunas compis me han dicho que puede durar hasta un par de años). Miedo a que estas cosas influyan en las relaciones sexuales. Pros: Nunca tetas colganderas. Un poco más grandes que antes. A la vista están bonitas. No cáncer. Tranquilidad total y absoluta. No fibroadenomas. No mamografías. No sustos. Vida infinita y feliz :) Balance: A mi me compensa haberme operado

Si se me ha escapado alguna cosa preguntadme y lo añado a la lista. Y si alguna quiere contar su experiencia después de la operación sería guay!








martes, 28 de enero de 2014

Mastectomía Subcutánea con reconstrucción inmediata

Lo prometido es deuda. Así que os voy a contar los detalles de una operación, que en mi opinión, cada vez va a tener más éxito entre las chicas con antecedentes de cáncer de mama.

Ya lo dije en el anterior post. Que el test del BRCA te salga negativo no indica que no exista algún factor genético que influya a la hora de poder desarrollar un cáncer de mama. Por eso, mi consejo es que si tienes bastantes antecedentes en la familia de cáncer de mama y/u ovarios (madre, hermana, tías...), te plantees esta operación, sobre todo si ellas lo han tenido siendo jóvenes, siempre consultando con médico y genetista.

La operación en concreto a la que yo me he sometido es una mastectomía subcutánea, con conservación de areola y pezón  y reconstrucción inmediata.  Se realiza con anestesia total y estás un par de días ingresada en el hospital (yo sólo pasé una noche allí). La operación consiste en retirar la glándula mamaria y sustituir esta por unas prótesis submusculares (se colocan debajo del pectoral), de manera que sales del quirófano con tu pecho puesto.  Para mi esto era importante, ya que estaba harta de procesos médicos y quería acabar cuando antes, y de verdad que esta ha sido una operación nada traumática.

Mi operación duró unas 5 horas, las incisiones me las hicieron por el surco inferior del pecho. Cuando desperté de la anestesia si que sentí un dolor bastante intenso, como si tuviera un par de hachas clavadas , pero en seguida me pusieron un banderillazo para calmar el dolor. Al día siguiente de la operación me mandaron a casa con un vendaje compresivo, un drenaje puesto y Paracetamol y Enantyum para el dolor. Los tres primeros días son los más molestos, en cuanto a dolores, las noches sobre todo se hacen un poco pesadas y cuesta mucho incorporarse y recostarse.

A la semana me quitaron vendaje y drenaje y fue entonces cuando noté una mejoría considerable. Ya podía hacer vida normal, procurando no hacer movimientos raros, no coger peso y durmiendo boca arriba. Siempre con un sujetador deportivo sin aros ni costuras. (Yo los compré en el corte inglés, que hay de tó...)

Resultado estético:

Había visto cosas horribles por internet (internet caca), e incluso uno de los cirujanos a los que consulté antes de dar con el mío me dijo que podrían pasar dos o tres años con varias operaciones hasta que pudiera verme el pecho bien, y que siempre tendría que compararme con una mujer radicalmente mastectomizada y no con un aumento de pecho. Vamos, le faltó decirme que saldría como la versión porno de Frankiweene. En lo que si coincidieron todos los cirujanos a los que consulté es en que el 'Rippling' es un efecto estético bastante común en este tipo de operación. Son una especie de ondulaciones o arruguillas que se forman al no haber nada entre protésis y piel (no hay glándula mamaria),  y que se notan al tacto y, según que movimiento, también a la vista. Pero la realidad no tiene nada que ver con lo que puede aparecerte en google si pones 'Rippling'.

Pues con toda esta podredumbre en la cabeza, no sabéis el alegrón que sentí cuando me vi el pecho por primera vez. El pecho estaba en su sitio, con forma natural, un escote muy bonito y media talla más grande, así que se puede decir que hasta mejorado. El único rollo ha sido que en el pecho radiado, al tener la piel más delicada, y limpiar tanto la zona por dentro, me salió una pequeña escara, como una especie de quemadura pequeñita. Pero tratándola con una semana de antibiótico, Linitul y Fucidine se está curando. Para las cicatrices me mandaron Trofolastin, una especie de tiritas que te pones y duran un par de semanas, son bastante caras, pero es alucinante el resultado, las cicatrices no se ven!

Un mes después ya hago vida totalmente normal, puedo dormir de lado y llevar sujetadores monos con encajes y lo que se me antoje.

Aspectos negativos (o menos positivos): Sigo teniendo la forma del pecho muy bonita, pero yo, que soy una perfeccionista que roza la psicopatía, me veo una pequeña asimetría entre los dos pechos. Cosa que mi cirujano plástico me ha dicho que más adelante, si quiero, se puede corregir utilizando grasa corporal, que te quitan de las lorcillas. Otra cosa que se me hace rara es que al tacto me noto el pecho más duro y tumbada se queda totalmente para arriba, (aunque esto podría ser algo positivo). Por último la perdida total de sensibilidad, no siento el pezón ni toda la piel de alrededor. Podría ponerme dos pirañas a modo de pezoneras que yo ni pestañearía. Eso sí, el pezón sigue respondiendo al frío-calor, sólo que no me doy ni cuenta...Esto con el tiempo puede mejorar y recuperar sensibilidad. Lo del rippling, no he notado nada, a lo mejor, si me pongo boca a bajo de forma que el pecho quede colgando al tacto se nota una ligera ondulación, pero vamos, q hay que ser muy friki para darse cuenta de eso, a la vista no se ve. Y por último, al estar el pectoral por encima de la prótesis si que noto en determinados movimientos que se contrae un poco, y cuando exagero mucho el movimiento se llega a notar un pelín a la vista, pero sólo si me pongo a hacer posturas marca músculos de Conan el destructor.

Con estas cosillas incluidas, el balance sigue siendo más que positivo. La cirugía no ha podido resultar mejor, mi cirujano es un artista, además de ser muy majete en el trato, igual que su enfermera, que es un sol. Estoy muy contenta con el resultado estético, tengo el pecho más bonito que muchas chicas de mi edad que nunca han sido operadas de nada.  Y lo más importante, me he quitado un peso de encima y he reducido muchísimo el riesgo de padecer un nuevo cáncer de mama. Ni por un sólo instante me he arrepentido de hacerme esta operación. Así que si alguna está en mi situación y se lo está planteando le animo a que lo haga, pero eso sí, hablándolo con sus médicos y buscando un cirujano bueno. Yo estoy muy contenta con mi decisión y me pienso tumbar a la bartola con mis erguidos pechos y respirar tranquila :)



PD: Si tenéis alguna duda preguntad ahora o callad para siempre, que este blog tiene los días contados ;)

martes, 24 de diciembre de 2013

Feliz Navidad!

Si hace justo un año estrenaba melena, hoy tengo que decir que me estreno entera! La próxima entrada contaré los detalles de la operación. Todo ha salido genial, estoy como nueva! Mientras tanto sólo quiero deciros que disfrutéis a tope esta noche, y desearos una más que feliz Navidad!

jueves, 5 de diciembre de 2013

BRCA 1 y BRCA2: ¿Qué medidas tomar?

Hace un año y medio que me hice las pruebas genéticas. Muchas ya lo sabéis, si tienes una mutación genética en el BRCA1 o BRCA2 aumentan las probabilidades de tener cáncer de mama u ovarios. No pongo porcentajes porque no creo mucho en ellos. Te lo hacen con un análisis de sangre, y es un verdadero coñazo porque los resultados tardan ún montón. Como siempre me pasan cosas raras, tuvieron que repetirme la prueba por 'un error de laboratorio', así que tardaron otro tanto más en darme el resultado. Mientras tanto las masectomías profilácticas se pusieron de moda y a mi me dio tiempo a pensar que hacer en cualquiera de los casos (positivo o negativo).

Mi oncólogo, genetista y otros médicos a los que consulté coincidían en que a veces es mejor basarse en los antecedentes familiares más que en lo que pone en el papel del test para decidir que medidas tomar. Yo cogí mis rotus de colores y me hice un árbol genealógico súper chulo, que una vez terminado parecía el de la familia Monster. Por lo visto, aunque la prueba salga negativa para los BRCA, puede haber algún componente genético que todavía no se ha descubierto, y que, por lo tanto, no aparezca en los resultados. En mi caso yo tengo suficientes antecedentes familiares como para estar mosca, y además  habiendo tenido cáncer antes de los 30, es probable que exista algún factor genético.

Los resultados de las pruebas: Pues otra cosa rara de las que me pasan. En teoría ha salido negativo, pero con una variante desconocida del BRCA1. Después de descifrar el informe (parecía escrito por un elfo disléxico) entendí que no se conocen sus efectos clínicos, puede ser una variante patológica o puede que no, no se sabe.  Conclusión: Esto no lo entienden ni ellos y me he quedado igual que estaba. Así que sigo adelante con mi decisión basada en mis antecedentes, en lo que me ha pasado y en cómo soy. Vamos, que ya podía poner misa en el test que yo me sentía más mutante que el señor lobezno.

La película que me he montado es esta, que no sé si será realmente así, pero a mi me vale: Creo que tengo una predisposición genética al cáncer de mama, es decir, que habiendo una conjunción eclíptica de mala alimentación, estrés, masteopatías, la variante del infierno, saturno con urano y siete caídas del salero,  pues tengo más papeletas que otra persona de que me pase. Que puede que ya nunca más en la vida volviera a tener cáncer...pues si, pero aún así, he decidido (junto con los médicos) operarme. Tengo el pecho muy fibroso y cada vez que me noto un bultito es un sustazo, así que muerto el perro...

Ahora la decisión es cómo y con quién hacerlo.

He hablado con varios cirujanos, he indagado y he quedado con chicas que se han hecho una u otra operación. Para gustos los colores, y en esto como en todo hay mil opiniones.

Aquí tengo que dar las gracias a mis compis tetas rotas que, sin conocerme, han quedado conmigo y me han contado su experiencia. No es lo mismo leer casos en internet que hablar con gente de carne y hueso. GRACIAS!

Mi decisión, consensuada con los médicos, es hacerme una mastectomía subcutánea conservando pezón y areola, con reconstrucción inmediata, todo en la misma operación. Hay quien me ha dicho que con expansores queda mejor, también hay quien se lo ha hecho todo de golpe y está feliz con el resultado. Así que impaciente de mi,  me quedo con esta última, porque es una sola operación, porque he conocido a una tía encantadora que se lo ha hecho así y está estupenda, y porque confío en el cirujano.  Mi consejo, si estás pensando en operarte, es que te guíes por lo que más te convence a ti. Infórmate bien pero sin volverte loca. La opción que elijas, con la que tú te sientas más cómoda, será la acertada.

La conservación de pezón depende de cada caso, es algo de lo que hablar con los médicos, pero siempre conlleva que quede una pequeña parte de tejido mamario, por lo que hay un porcentaje muy pequeñito de que pueda salirte algo ahí. A favor de conservarlo: el resultado estético. Aunque sé que la reconstrucción de pezones es una pasada y que quedan fenomenal.  En cualquier caso, el pezón es muy controlable, y coño, que ya no va a salirme nada ahí!

Sobre los ovarios, no es una decisión que haya que tomar con prisas. Me gustaría tener hijos en unos años y quitarse los ovarios siendo joven en algunos casos puede acarrear más jodiendas que beneficios. Así que cuando sea viejilla igual me lo planteo. Por ahora, y tal y como me han aconsejado los doctores, ahí se quedan.

Tengo ganas de operarme, creo que voy a quitarme un peso de encima. Vuelvo a decir que no me gustan las estadísticas, pero cuando te dicen que las posibilidades de volver a tener un cáncer primario disminuyen en un 90% o más, pues mola.

Es una medida preventiva, y aunque no es una operación con fin estético para mi es importante que quede lo mejor posible. Como buena sufridora de ansiedad anticipatoria siempre tengo que preocuparme por algo, y una vez que veo que el tema cáncer está solucionado pues empiezo a preocuparme por tener las tetas bonitas. Me gusta mi pecho (sólo físicamente, ya sabéis que me cae mal) y me da un poco de pena, pero en el fondo estoy deseando despedir a estas y conocer a las nuevas, que ya no serán rotas, ni tendrán fibroadenomas que me dan sustos de infarto. Serán sanas, firmes y a prueba de bombas.

Pues eso, que antes de que acabe el año tendré mis bubis nuevas, y quizás hasta un poco más grandes ;)

En el próximo post contaré como ha ido la operación y en qué consiste



PD: Este fin de semana ha sido súper especial. Me he reencontrado con mi amiga Guru y he conocido a Aran, Edurne y Mónica, ni guerreras ni luchadoras, si no tías cojonudas y súper divertidas con las que hablo en el mismo idioma. Ah! y a Paula (aunque aún no en persona)A veces sólo hace falta unos pocos minutos para hacer amigas de las buenas. Y yo feliz ;)



miércoles, 16 de octubre de 2013

Desconexión

Todavía hay muchas cosas de las que me gustaría hablar en este blog. De qué esperar de los amigos cuando tienes cáncer, del trabajo durante el tratamiento, de la baja, del test genético...

Siempre que voy a escribir una entrada en el blog empiezo por el dibujo. Tenía pensado hablar de alguno de estos temas, pero en el fondo no tenía ganas de dibujar nada de eso. Así que he empezado a dibujar, y esto es lo que me ha salido. Estoy desconectada. Y aunque todos los días me acuerdo de que he estado malita, en mi cabeza ahora hay más sitio para mis proyectos e ilusiones. 

Quien ha pasado por un cáncer muchas veces dice que hay que vivir al día, disfrutando de cada momento. Yo lo hago, pero también disfruto de hacer planes para el futuro y mirar a lo lejos. Pienso en mi yo del futuro, con mis cibertetas a prueba de bombas, en mis hijos feos y cabezones, en mi trenza larga y blanca. Estoy segura de que seré una vieja loca con los labios rojos. Loca y feliz.

Y también pienso en mis revisiones, en una futura operación en la que quitarme el pecho, pero lo pienso de otra forma, no desde el miedo, si no desde el pensamiento de qué de puta madre que tengo a mi alcance todas las fórmulas de prevención que existen hasta el momento. Pienso en mi amiga Guru, en Clau, Laura... y en lo contenta que estoy de ver que ellas también están bien. Pienso mucho en todas las chicas que me escriben, en las que empiezan ahora, y pienso que ojalá sepa transmitir con mis respuestas que esto pasará y que vivirán una vida larga y feliz

No sé si lo he contado alguna vez. Pero cuando todavía llevaba pañuelo, una señora me paró por la calle, me cogió del brazo y me dijo: 'Yo he estado como tu. Hace ya 30 años'. Era una señora guapa, alegre y saludable. También pienso mucho en ella

He aprendido a desconectar de mi tetarota. Y aunque de vez en cuando me conecto otra vez, sé cuando desenchufar para evitar sobrecalentamiento.

Así que me despido gritando a los cuatro vientos que, aunque tengo mis momentos de asco-penas, la mayoría del tiempo estoy feliz, como una perdiz, (con cicatriz). Y animo a las que estén en momento ralladura post tratamiento que tiren fuerte del cable y empiecen a hacer planes y a vivir




lunes, 15 de julio de 2013

Cáncer de mama: ¿Adiós al sexo?

Durante muchos meses me he sentido como si me hubieran quitado todo lo bueno de la vida, no puedo evitar la frase de carpeta adolescente: 'Si no bebes, si no fumas, si no follas...¿Para qué vives gilipollas?'
Y en mi caso ni si quiera podía atiborrarme a chocolate, no sé si viviría más, pero lo largo que se me iba a hacer.... En mi ñoñez post tratamiento me sentía profundamente desgraciada.

Que tonta soy, claro que se puede vivir sin azúcar y demás vicios, y  te sientes mil veces mejor, guapa y sana. El sexo ha sido otra historia...y no quería hablar de esto hasta que pudiera dar fe de que se puede tener una vida sexual normal después del cáncer.

Durante el tratamiento mi actividad sexuarrr ha sido cero patatero. Es normal, teniendo en cuenta que entre la calva y la teta rota no me sentía especialmente sexy. Después del tratamiento, cuando ya me veía más mona, estaba dispuesta a solucionar el problema, tanto que puse demasiadas expectativas, y lo normal cuando preparas demasiado las cosas es que te salgan rana, y así fue. En el primer intento me dolió y le cogí miedo, pensé que me había atrofiado por la terapia hormonal y que nunca más volvería a ser normal, lo que iba a ser una noche loca se convirtió en un dramón de llorera con hipos.

Los siguientes intentos pasó un poco lo mismo, lo que hizo que no sólo yo si no también mi chico cogiera miedo a intentarlo más veces. Esto se tradujo en meses de abstinencia y de la total seguridad de que mi vida sexual iba a ser la misma que la de Sor Ángela de la Cruz para siempre. Lo hablé con mi oncólogo y con mi homeópata, ambos me hablaron de que aunque la terapia hormonal hace que tengas los estrógenos por los suelos y esto disminuya la libido y produzca sequedad, no había ninguna razón física que impidiera tener relaciones satisfactorias.

Mi homeópata fue el que dió en el clavo, me dijo que estaba contraída, que tenía todos los músculos del cuerpo en tensión, todos! Y que una vez que me relajara todo volvería a su ser. Si lo intentas y te duele, te contraes más y te duele más, y eso crea predisposición a que las próximas veces te pongas tensa y te pase lo mismo. Tiene lógica, no?

Pues ese mismo día me relajé, y tachaaaaán, todo normal!!! Qué alivio!!

Si que se puede tener vida sexual después del cáncer, y aunque es verdad que puedes tener menos ganas, en gran parte el sexo está en el cerebro,(sobre todo en nosotras las féminas) y con un ambiente relajado y los estímulos adecuados podemos funcionar perfectamente. Para la sequedad, que es uno de los efectos secundarios de la terapia hormonal, existen productos (Geles de base acuosa, como 'Kelly' o hidratantes internos en cánulas como 'Cumlaude') Pregunta a tu médico, prueba, y usa el que mejor te vaya, pero eso ya no es excusa!

Muchas tendréis miedo de que vuestro marido/novio no os mire con los ojos golosos de antaño. Que os quede claro que para vuestro chico la teta rota no tiene ninguna importancia, o es que vosotras desearéis menos a vuestros novios cuando se queden calvos? El protagonismo ya sea a la teta, a las lorzas, o a cualquier otra cosa, se lo damos nosotras, y ya es hora de que pasen a un segundo plano. De todas formas no impacientarse, si no se puede, no pasa nada, ya se podrá, y mientras tanto se pueden hacer otras muchas cosas!

Las que no tenéis pareja, sé que es más duro, y que es un corte tener que contar el rollo... Pero no renunciéis a tener novios o aventurillas por eso. Somos normales, y nos merecemos tener una vida plena en todos los sentidos. No sé si algún chico leerá este post, pero creo que nos ayudaría mucho saber su opinión: ¿Si una chica te gusta, hasta que punto te importaría que le falte una teta o que haya tenido cáncer? Ahí lo dejo!!

Así que amigas, a quitarse tensiones de todo el cuerpo, y sobre todo de ahí abajo ;)



PD: Mi revisión ha salido de maravilla! Estoy sana como una manzana! Ahora me dispongo a disfrutar de unas vacaciones de alucine, así que disculpadme si por unas semanas no me paso por aquí. Gracias y Besos!